Histo
eXTReMe Tracker
búsqueda: germánicas rss2
2votos

El vándalo Estilicón

Estilicón había sido un guerrero competente que se había ganado la confianza del emperador Teodosio, se había casado con su sobrina Serena, llegó a ser quien realmente dirigía Occidente en nombre del joven Honorio (que se casó con la hija de Estilicón); obtuvo el consulado (la magistratura más prestigiosa del imperio) en dos ocasiones, y recibió del Senado el honor extraordinario de una estatua de plata dorada en el foro. Pero sus orígenes nunca fueron olvidados.

7votos

La Era de las Invasiones (II)

En 425 Atila era rey de los hunos. El emperador de Oriente, se negó a pagarle tributo a Atila y éste, rabioso, decide volcar toda su ira... sobre Occidente. Porque desde Teodosio II Constantinopla tenía unas murallas que la hicieron inexpugnable hasta la aparición de la pólvora, y Atila sería la ira de Dios, pero no era tonto: saquear al Imperio Occidental era mucho más fácil. De paso, Oriente había encontrado su solución a la "Edad Oscura": echarle el muerto al vecino.

5votos

La Era de las Invasiones (I)

El pueblo godo se había dividido. Después de un largo peregrinar por las estepas, los ostrogodos habían fundado un reino en la actual Ucrania, mientras sus parientes, los visigodos, habían cruzado el río Dniéster instalándose en la desembocadura del Danubio. Fue entonces cuando una nueva amenaza asomaba desde el este: los hunos. Que en realidad no eran sino una confederación de pueblos euroasiáticos de diferente procedencia. Cuando convirtieron a los ostrogodos de Ucrania en tributarios, su anciano rey, Ermanarico, decidió suicidarse.

13votos

Los pueblos germánicos

Los pueblos germánicos tenían más cosas en común que diferenciadoras pero fragmentados en tribus, con el paso de los años y por necesidad, esas tribus se iban reuniendo en confederaciones mayores que con el tiempo crearon una identidad grupal. La mayor parte de las leyes germánicas muestran que el germano no es sólo un guerrero sino también un campesino, símbolo de ello es la francisca, un tipo de hacha utilizada a la vez como herramienta de roturación y arma arrojadiza.

7votos

La caída de Roma y el fin de la civilización

Ward-Perkins defiende que el Imperio Romano fue brillante hasta los últimos momentos antes de la caída, que el nivel de bienestar de la gente era enorme hasta sus últimos días, que el campesino más humilde tenía acceso a productos de calidad, y que todo cambia por un único factor externo, chispa de todos los internos: las invasiones germánicas. Y que si Occidente cae y el Oriente no, es por mala suerte (como suena) y unos pocos errores de gestión. Vamos, ni decadencia ni causas sociales: conquista pura y dura.

historiador